Empecemos por el principio

Tiene diabetes. ¿Y ahora qué?
No está solo. De acuerdo con la Federación Internacional de Diabéticos, en 2015 se estimó que uno de cada 11 adultos tenía diabetes, y uno de cada dos ni siquiera estaba diagnosticado. Diagnosticar la diabetes es el primer paso importante para empezar a controlar su enfermedad. Saber que tiene diabetes puede ser un impacto sobrecogedor para usted. En LifeScan desde 1995, estamos aquí para ayudarle.
Este sitio está diseñado para ayudarle a aprender más acerca de su enfermedad: encontrará información sobre la importancia de controlar la glucosa en sangre y tomarse los medicamentos recetados, ya sean pastillas o inyectables, incluyendo la insulina. Le explicaremos los conceptos básicos de una dieta saludable y de la actividad física. Le mostraremos los puntos en los que deberá prestar atención, y le ayudaremos a aprender cómo cuidarse para ayudarle a reducir el riesgo de complicaciones. En resumen, estamos aquí para acompañarle en su viaje con la diabetes, paso a paso.
Sí, su vida va a cambiar, pero cuando controle con éxito su diabetes, mejorará su salud a corto plazo y reducirá sus riesgos a largo plazo: puede vivir más y de forma más saludable.
No busque la perfección. No es una carrera o competición. Simplemente comprométase a hacerlo lo mejor que pueda. Esté convencido que lo merece. Estaremos con usted a cada paso del camino.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica  (duradera) que aparece cuando el cuerpo no puede producir suficiente insulina o no puede utilizarla. La insulina es una hormona producida en el páncreas necesaria para transportar glucosa (azúcar) desde la sangre hasta las células del cuerpo, donde se usa como energía. Cuando falta insulina o no funciona debidamente, la glucosa permanece en la sangre. Es por ello que la diabetes se diagnostica observando altos niveles de glucosa en sangre.

A lo largo del tiempo, un nivel de glucosa en sangre elevado (conocido como hiperglucemia) puede causar daños a muchos tejidos del cuerpo, lo que lleva al desarrollo de complicaciones orgánicas incapacitantes y potencialmente mortales.

Diabetes tipo 1
En la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario del cuerpo ataca a las células productoras de insulina del páncreas. Como resultado, el cuerpo ya no puede producir la insulina que necesita. No se conocen exactamente cuales son las causas que hay detrás de esto. La enfermedad puede afectar a personas de todas las edades, pero generalmente aparece en niños o jóvenes adultos. Las personas con este tipo de diabetes necesitan insulina a diario para controlar sus niveles de glucosa en sangre. Sin insulina, una persona con diabetes tipo 1 no sobreviviría. Pero con insulina diaria, un control de la glucosa en sangre, una dieta saludable y un estilo de vida sano, las personas con diabetes tipo 1 pueden llevar una vida sana y normal.1

Diabetes tipo 2
La Diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes. Generalmente aparece en adultos, pero cada vez está siendo diagnosticada en más niños y adolescentes. En la diabetes tipo 2, el cuerpo es capaz de producir insulina, pero se vuelve resistente a ella, de forma que ésta ya no funciona adecuadamente. Con el tiempo, los niveles de insulina pueden ser demasiado bajos para resultar efectivos. Tanto la resistencia a la insulina como el bajo nivel de ésta puede llevar a altos niveles de glucosa en sangre.

A diferencia de las personas con diabetes tipo 1, muchas personas con diabetes tipo 2 pueden no requerir insulina diaria. El tratamiento esencial para la diabetes tipo 2 incluye adoptar un plan dietético saludable, incrementar la actividad física, controlar el peso corporal y tomar fármacos para la diabetes si es necesario. Hay algunos fármacos  vía oral, así como terapias inyectables, disponibles, incluyendo la insulina cuando ésta es necesaria, para ayudar a controlar la glucosa en sangre en personas con diabetes tipo 2.


 

1. IDF Diabetes Atlas (7th Ed.) (2015). Brussels, Belgium: International Diabetes Federation.

3.833335
basada en 6 votos.