Consejos para el cuidado de la piel

Tener diabetes puede ponerle en riesgo de tener problemas en la piel. Cuando la glucosa en la sangre es alta, puede ser más propenso a tener una piel seca y con picor, que puede llevarle a infecciones cutáneas.
Asegúrese de:

  • Mantener el azúcar en sangre bajo con la ayuda de su médico.
  • Mantener la piel hidratada para evitar grietas y fisuras, y disminuir el riesgo de infección.
  • Beber mucha agua.
  • Comer alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3 (como el pescado, aceites vegetales, frutos secos [especialmente nueces], semillas de lino, aceite de linaza, y verduras de hoja).
  • Lavar y secarse las manos después de fregar y usar una crema hidratante cuando sea necesario.
  • No tomar baños y duchas muy calientes.
  • Tratar los pequeños cortes de inmediato, lavarlos con agua y jabón suave y cubrirlos con una gasa estéril.
  • Consultar a su médico de inmediato para grandes cortes, quemaduras o infecciones.
5
basada en 2 votos.