Política Medioambiental

Nuestra filosofía

Consideramos una práctica integral de nuestra empresa la exploración continua de soluciones que mantengan un equilibrio entre ecología y economía. Creemos que conseguir un elevado estándar de rendimiento medioambiental no es sólo una obligación social sino también un factor crítico en el éxito financiero de la empresa a largo plazo. Creemos en el liderazgo basado en principios y, a tal fin, fomentamos una ética medioambiental entre nuestros directivos, nuestros empleados y el resto de accionistas.

Cumplimiento

Nos ceñimos a los rigurosos requisitos medioambientales, independientemente del lugar del mundo en el que actuemos. El cumplimiento de las normas es lo mínimo en cuanto a expectativas. Nos esforzamos por cumplir con creces con las Prácticas de sostenibilidad medioambiental de Johnson & Johnson, y por establecer y mantener los sistemas de gestión medioambiental de acuerdo con los estándares internacionales.

Prevención de la contaminación

La administración medioambiental está integrada en nuestros planes y decisiones de negocio, y se incluye en el diseño, la producción, la distribución y la asistencia técnica de nuestros productos y servicios. Se anima a los proveedores y clientes a fomentar un uso responsable de nuestros productos a lo largo de sus ciclos de vida. Identificamos y gestionamos de forma satisfactoria nuestros aspectos medioambientales significativos, e implementamos y fomentamos tecnologías y procedimientos medioambientales económicos.

Mejora continua

Establecemos objetivos y medimos nuestro rendimiento. Comparamos los resultados con las expectativas. El éxito y la responsabilidad se consideran responsabilidad individual y colectiva de cada empleado. La innovación y la mejora son indicadores clave de nuestro éxito.

Comunicación

Nuestra política medioambiental se comunica a todos los empleados y se encuentra disponible para el resto de accionistas previa solicitud. Es muy aconsejable la notificación de los asuntos medioambientales para su gestión, y se espera de los directivos que actúen con rapidez a la hora de responder ante asuntos medioambientales.